Baño Turco la curación y el alivio en forma de placer.

Los beneficios del baño turco son incontables desde hace milenios.

Pero primero contaremos en que consiste ya que tiende mucho a la confusión; Se trata de un tratamiento de hidroterapia en forma de vapor caliente, que tiene beneficios en las condiciones generales psicofísicas de una forma muy agradable.

El vapor caliente hace que los poros de la piel se vayan abriendo muy suavemente, haciéndonos sudar a la vez. Es una forma de purificación carnal, nos limpia de toxinas, así renovamos la epidermis de la forma más natural que puede existir.

Los beneficios como ya se ha dicho anteriormente son incalculables entre los que podemos encontrar la mejora de la circulación sanguínea.

Al mejorar el riego sanguíneo estamos facilitando la fluidez del oxigeno si tenemos zonas dañadas o con dolores, obteniendo como resultado un alivio casi inmediato del dolor y una curación más rápida de las heridas.

También muy buenos para los resfriados y las enfermedades respiratorias al abrirnos los bronquios.

Un baño turco no solo se traduce en placer sino también en una serie de ventajas para nuestra salud que no pasan inadvertidas.

 

También os recomendamos el vídeo.

 

Deja tu comentario.

Comentarios

No te pierdas nuestras Novedades.
Suscríbete a nuestros Boletines Informativos.
Respetamos tu privacidad..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *