El Rito de los Voladores.

Inscrito en 2009 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Cuenta una leyenda que el comienzo de este rito entre los totonacas (pueblo indígena mesoamericano que habita principalmente en el Estado de Veracruz), se remonta a una sequía que afectó la zona hace un milenio y medio. Entonces los viejos sabios ordenaron a cinco jóvenes esta misión para rendir culto a Xipe Totec (Representa la renovación, el desprendimiento de lo que ya no es útil, la regeneración de la naturaleza espiritual en las personas, así como del suelo seco en suelo fértil)  y conseguir que de nuevo las lluvias cayeran sobre las secas cosechas.

 

 

Son cinco el número de integrantes del ritual; 4 jóvenes (que representan los cuatro elementos; tierra, fuego, aire y agua) que volarán colgados de sus pies y cintura por largas cuerdas y como exponente, el caporal, el quinto hombre que sobre el esbelto tronco y sin ningún tipo de sujeción, realiza el baile ritual a la vez que con su flauta y tambor entona melodías en honor del sol, a los cuatro vientos y puntos cardinales.

Después del baile, los 4 hombres se lanzan al vacío desde lo alto del tronco y giran imitando el vuelo de las aves mientras la cuerda se desenrolla, y van descendiendo poco a poco hasta el suelo.

Para los protagonistas de este ancestral rito y para todos las personas que asisten como espectadores, esta ceremonia de ‘los voladores‘ constituye un motivo para enorgullecerse de su patrimonio y de su identidad culturales.

 

Ver el vídeo:

 

 

Quizás también te interese:

Deja tu comentario.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *