barcelona contaminacion coches

La restricción de circulación afectará a furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 y a turismos anteriores al 1 de enero de 1997 durante los días laborables.

  • Los vehículos más contaminantes tendrán prohibida la circulación por Barcelona y la cuarentena de municipios del área metropolitana de lunes a viernes a partir de enero de 2019. Esta restricción se empezará a aplicar desde el 1 de diciembre de este año solo en episodios de contminación. La medida afectará a furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 y turismos matriculados antes del 1 de enero de 1997.

 

  • En 2019, las furgonetas que hoy tienen más de 23 años (matriculadas antes del 1 de octubre de 1994) y los turismos con más de 20 años (con una matrícula anterior al 1 de enero de 1997) no podrán circular por los 40 municipios del área de Barcelona declarados zonas de especial protección atmosférica, en días laborables.

 

Estos mismos vehículos tendrán restringida la circulación en episodios de alta contaminación a partir del próximo 1 de diciembre. Además, desde esta fecha, tampoco podrán circular por dentro de la ciudad de Barcelona, entre las rondas de Dalt y Litoral, durante episodios contaminantes, aquellos vehículos que no cuenten con la etiqueta ambiental que está enviando la Dirección General de Tráfico (DGT).

Esta prohibición será permanente a partir del 1 de enero de 2019.  Las restricciones anunciadas  afectarán a 106.018 turismos y 22.049 furgonetas, el 7% y el 16% de los respectivos parques móviles.

Este es uno de los principales acuerdos con fecha concreta de implantación que ayer alcanzaron la Generalitat, el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), la Diputació de Barcelona y el Ajuntament durante la cumbre sobre la calidad del aire en la conurbación de Barcelona.

 

Las medidas acordadas beneficiarán a los 4,3 millones de personas que viven en las comarcas del Barcelonès, Baix Llobregat, Vallès Occidental y Vallès Oriental y en otras seis de su entorno (Osona, Bages, Anoia, Maresme, Alt Penedès y Garraf). Informes sanitarios recientes atribuyen el 7% de los problemas de salud de los habitantes de Barcelona y su área de influencia a factores vinculados con la mala calidad del aire.

 

Reducir en un 30% las emisiones del tráfico

Las cuatro administraciones se fijan como compromiso reducir hasta en un 10% las emisiones debidas al tráfico en los próximos cinco años, dando así respuesta al último aviso de la Unión Europea a las autoridades metropolitanas por rebasar los límites de contaminación atmosférica recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El compromiso se amplía a 15 años vista, cuando se espera haber reducido las emisiones hasta en un 30%. El conseller de Territori, Josep Rull, explicó que el protocolo comienza por los coches más antiguos en circulación «porque uno solo de estos vehículos contamina tanto como 10 que usan combustible fósil». Y que se pretende darle la vuelta al modelo de movilidad, que prima el transporte privado (que ocupa el 60% del espacio público de la ciudad de Barcelona) hacia el público.

 

Tarjeta T-Verda

Respecto a este último, el vicepresidente de Movilidad del AMB, Antoni Poveda, facilitó un calendario de acciones, encabezadas por la aprobación este mes de la nueva tarjeta T-Verda, que se pondrá en funcionamiento antes del verano.

Este título dará derecho a tres años de transporte público gratuito a las personas que den de baja o desguacen un vehículo diesel fabricado antes de 2005 o de gasolina o gas fabricado antes de 1996, y que no adquieran otro  durante la vigencia de la tarjeta. Rull avanzó que Governació estudia modificar el horario de los funcionarios de la Generalitat en días con episodio ambiental.

Y que esta medida podría ampliarse a grandes empresas. Esta actuación sería complementaría a la puesta en funcionamiento de la T-Episodi Contaminant, que ofrece un viaje de ida y vuelta en transporte público a precio de T-10. Generalitat, Ajuntament y AMB estudiarán asimismo la implantación de un futuro ‘peaje por congestión’ en los 40 municipios metropolitanos (que ya existe en los Túnels de Vallvidrera) así como de un recargo en el precio de los carburantes para financiar la congelación de tarifas de transporte público que este 2017 se repite por segundo año.

Este modelo se inspira en la congestion tax de Londres.

Fuente: http://www.20minutos.es

 

Vídeo Destacado:

Deja tu comentario.

Comentarios

No te pierdas nuestras Novedades.
Suscríbete a nuestros Boletines Informativos.
Respetamos tu privacidad..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *