que es la permacultura 1

Permacultura: claves para el diseño de un mundo humano más sano y sostenible.

Cuidar el medio ambiente y a las personas, compartir los recursos y capacidades son los principios éticos de la permacultura. Este concepto significa cultura permanente y se refiere a organizar sistemas de diseño para la creación de ambientes humanos sustentables.

La observación es el primer principio para la aplicación del diseño permacultural. Los primeros puntos a considerar antes de emprender cualquier diseño es saber apreciar dónde estamos, de dónde venimos y hacia dónde vamos, quién es cada persona en la realidad y cuál es nuestro rol o función en esta vida.

Vivimos tiempos de grandes cambios. Los caminos que hemos elegido andar, tanto como ser individual y como humanidad, llegan a un punto donde se ven obligados a cambiar, pues ya nada puede seguir igual.

El calentamiento global, el crecimiento ilimitado, las guerras, la injusticia social, el hambre en el mundo, la deforestación, el exterminio de otras especies y la consecuente pérdida de diversidad, el problema de la basura y la contaminación, todas son señales que vivimos a ritmos demasiado acelerados, a gran escala y fuera de control. Esta situación llega a su punto más elevado y no necesitamos ser adivinos para saber que desde allí el camino ya no puede sino emprender su descenso.

De cómo encaremos este “viaje descendente” dependerá cómo nos resulte el mismo. Puede ser una terrible odisea o una divertida aventura hacia senderos nunca imaginados.

 

El nacimiento de la permacultura

 

que es la permacultura 3

 

A partir de esa visión, David Holmgren y Bill Mollison, originaron durante la década de los 70, en Australia, el concepto de “permacultura”, que es un sistema de diseño enfocado en la construcción de establecimientos humanos sustentables.

En un principio el concepto se basó en modelos de agricultura permanente, entendiendo que sin la capacidad de plantar y producir los alimentos no existe la posibilidad, para una sociedad humana, de perdurar en el tiempo.

Sin embargo, poco después, entendieron que sólo con la agricultura no es suficiente, que los ingredientes y las necesidades son múltiples, y que se requiere una “cultura permanente”, o bien, una cultura para la permanencia.

Ésta no sólo abarca conceptos acerca de la sustentabilidad sino también la relación de estos tópicos con los humanos, con los animales y con las plantas. Holmgren y Mollison desarrollaron una filosofía de vida basada en la cuidadosa observación de los patrones de la naturaleza, sustentada en las sabidurías ancestrales de los pueblos originarios y enriquecida por los descubrimientos de la era moderna.

Esta propuesta fue editada por primera vez en 1978 y se tituló Permacultura. Con gran aceptación, en poco tiempo provocó un movimiento revolucionario pacífico en Australia, para extenderse desde allí, a paso firme, por todo el planeta.

Mollison fundó a fines de la década del 70 el Instituto de Permacultura Tagarí, en Tyalgum, Australia, para su enseñanza y experimentación práctica. Hoy, existen muchas publicaciones especializadas y cientos de centros educativos y experimentales que practican permacultura en más de 80 países en el mundo. A diario, miles de personas se informan y se entrenan en el cuidado del planeta, en el cuidado del ser humano y en cómo poner límites a nuestro crecimiento, aprendiendo a compartir los excedentes. Estos son los tres principios éticos de este práctico sistema de diseño consciente.

La permacultura no es un dogma rígido que debe seguirse a “rajatablas”. De hecho, es un concepto que encuentra su fortaleza, al igual que los ecosistemas naturales, en su flexibilidad, en su constante capacidad para modificarse y regenerarse.

Así es como, por ejemplo, David Holmgren en su último libro publicado en el 2002 (Permaculture, Principles & Pathways beyond Sustainability) aprovecha la experiencia de 25 años de existencia del movimiento permacultural para nutrir y modificar los principios de diseño, sumando enseñanzas aprendidas en nuevas observaciones y desechando puntos que ya no tienen razón de ser.

En síntesis, podemos concluir que el concepto de permacultura incluye una serie de principios de diseño, aplicables en cualquier parte de la naturaleza y en diversas áreas, los cuales ayudan a encontrar la libertad para co-crear ecosistemas y grupos humanos saludables que se rigen de acuerdo a sus propias capacidades, a los recursos disponibles, a la cultura del lugar en que viven y a sus requerimientos.

 

La importancia del diseño

 

que es la permacultura 2

 

Hace ya varios centenares de años que grandes arquitectos y diseñadores de diversas culturas y civilizaciones han comprendido la importancia del diseño y de la forma, sin menospreciar la de los materiales específicos con los que se desarrollan las construcciones. Esto es válido en cualquier ámbito de la naturaleza, ya sea en la forma de las galaxias y sistemas solares, en la de los árboles, o en los cuerpos de los animales, así como en las construcciones de nuestras casas y edificios, nuestras ciudades y sociedades.

Los diseños son estructuras que responden a necesidades específicas y de algún modo ayudan a cumplir sus objetivos a las entidades que los adoptan. Como ejemplo podemos observar un río cualquiera, que, ayudado por sus márgenes y por su forma, fluye hacia el mar donde encuentra su libertad. Al mismo tiempo, podemos observar como todo funciona en ambas direcciones y el diseño influye en el desarrollo de conductas y pensamientos, limitándolos o incitándolos a desarrollarse en alguna dirección, según su propio objetivo.

De este modo, podemos comprender, por ejemplo, la incidencia que tuvo el patrón de diseño de ciudades en forma de “damero”, que Carlos V impuso imitando modelos romanos, en el crecimiento y desarrollo de la sociedad post-hispánica en América Latina.

Tal fue, y tal es, la magnitud de su influencia en las sociedades, que ya forma parte de la cultura y de nuestro pensar. Así como la costumbre de reunirnos en plazas y parques públicos está directamente ligada al hecho de haberlas situado como centro mismo del diseño de las ciudades. A su vez, la forma de pensar lineal se relaciona con el diseño de nuestras calles y edificios, y la desconexión con la naturaleza encuentra su fundamento en un modelo de diseño implantado más allá de topografías, climas, geografías y culturas existentes.

La permacultura acepta el desafío de transformarnos y convertirnos en verdaderos co-diseñadores de las realidades, de los ecosistemas, del planeta, intentando equilibrar la aparente paradoja que implica ser, además, uno de los elementos del mismo diseño. En sí, esto implica un cambio de conciencia, tanto individual como grupal y un gran crecimiento como humanidad.

 

El problema es la solución

 

que es la permacultura 4

 

Esta es una de las frases o slogans, acuñadas por Bill Mollison, más conocidas y utilizadas al hablar de permacultura. Este concepto nos ayuda a recordar que los problemas pueden ser vistos desde diversos ángulos o distintos puntos de vista y, que desde una perspectiva permacultural, adoptaremos una visión positiva aprovechando las dificultades o limitaciones para transformarlas en verdaderas posibilidades.

Al igual que en la medicina holística o en las filosofías integrales, los síntomas no son más que la expresión de algo mucho más profundo que se está manifestando. Adoptando esta filosofía, todos los problemas a los que nos vemos enfrentados en estos tiempos pasan a convertirse en puntos clave para comprender y entrar a un nuevo plano de la realidad.

El calentamiento global, el crecimiento ilimitado, la injusticia social, el hambre en el mundo, la deforestación, la pérdida de diversidad, el problema de la basura y la contaminación, todos son problemas que nos hablan y requieren que nosotros demos un salto de crecimiento y un vuelco profundo en nuestras vidas.

Nos exigen que prestemos atención a los ciclos, a los seres y elementos que forman parte de cada ecosistema, y que aprendamos a aprovecharlos para beneficio humano y de todos los seres que cohabitan en este planeta.

Estos problemas requieren que diseñemos sistemas circulares de ciclado y reciclado de energía, con elementos, tiempos y espacios en escalas manejables para los humanos. Nos invitan a la cooperación de las partes por sobre la competencia exacerbada, fomentando la creatividad y dejando atrás la visión lineal; propiciando la diversidad y la flexibilidad, aceptando y respetando el valor intrínseco de la vida latente en cada ser y en cada elemento.

La permacultura es una herramienta esencial que nos invita a aventurarnos en estos tiempos de grandes cambios exteriores, los cuales requieren de nosotros grandes cambios interiores.

 

Quizás también le interese el artículo:

4 plantas purificadoras del aire de tu hogar.

plantas purificadoras del aire de tu hogar

Deje su comentario.

🍏¿Qué es la Permacultura?
4.9 (97.14%) 7 votes



MetaDatos del artículo:

Autor:

"Decidido a crear un website útil."

Título del Artículo: 🍏¿Qué es la Permacultura?

Última modificación: 3 de diciembre de 2018