Conflictos familiares. Cómo solucionarlos

como abrir una cerradura

NO SE PIERDA EL ARTÍCULO:
Como abrir una cerradura

Como abrir una cerradura, como abrir una chapa, como abrir una cerradura sin llave,...

Cómo solucionar conflictos familiares mediante contratos conductuales

Los problemas y conflictos familiares no son asunto de hoy ni de ayer. Siempre han existido y siempre existirán. La diferencia sustancial es como atacar estos conflictos.

Revista Elocuencia.org

En la gran mayoría de los casos, simplemente no hacemos nada y pensamos que ‘por arte de magia’ irán desapareciendo con el tiempo. Esto casi nunca ocurre y los conflictos familiares que no se solucionan tienden a enquistarse y a agravarse cada vez más creando situaciones muy comprometidas.

Hemos de recordar que TODOS tenemos conflictos tanto en el ámbito familiar, laboral, de amistad,… el diálogo es siempre el primer paso para solventarlos y la elaboración de normas de convivencia es el segundo. La falta de normas claras en el ámbito familiar suele ser uno de los factores determinantes en la aparición de conflictos.

Existen diferentes técnicas de resolución de conflictos y una de ellas, y la más efectiva según los expertos para el caso que hoy tratamos, es el contrato conductual.

 

problemas familiares y su resolucion mediante contrato conductual

 

En qué consisten los contratos conductuales

Un contrato conductual no es otra cosa que un documento, necesariamente escrito, en el que se describen las situaciones problemáticas y las posibles soluciones siempre consensuadas entre todos los miembros de la familia.

En problemas familiares graves, se recomienda la intervención de la figura de un mediador, que suele ser un psicólogo especializado en este ámbito. Para problemos de convivencia cotidianos basta con la decisión firme por parte de todos los miembros de la familia de acometer una serie de cambios básicos en sus conductas para de este modo conseguir un ambiente más sano y afable.

Hay algo que hemos de tener en cuenta cuando hablamos de contratos y negociaciones y es que seguramente TODOS DEBERÁN TRANSIGIR Y CEDER en mayor o menor medida.

En este artículo de Elocuencia.org no nos limitaremos a explicar qué son los contratos conductuales para la resolución de conflictos en el ámbito familiar, sino que les proporcionaremos ejemplo y alguna plantilla básica para iniciar esta técnica.

 

¿Cómo empezar a elaborar un contrato conductual para la resolución de conflictos familiares?

Como ya hemos mencionado, antes de iniciar nada, es imprescindible que todos los miembros de la familia sean conscientes de que existen problemas de convivencia y tengan la voluntad de solucionarlos o minimizarlos.

Otro aspecto que también hemos mencionado, es que hemos de tener claro que seguramente TODOS TENDRÁN QUE TRANSIGIR O CEDER en mayor o menor medida con la finalidad de conseguir un ambiente familiar más sano.

Si estos dos puntos anteriores están claros, podemos proseguir en la elaboración de nuestro contrato conductual familiar.

No existe una plantilla de contrato genérica que sirva para todos los casos específicos así que tendremos que realizar o adaptar a la situación de nuestra familia una genérica.

En este artículo de Elocuencia.org nos basaremos en un ejemplo de familia ficticia con los típicos conflictos y les presentaremos para descargar una plantilla básica que podrán modificar según sea necesario para casos más concretos.

 

Ejemplo de conflictos familiares y contratos conductuales.

Comenzaremos imaginando una familia tipo y sobre ella comenzaremos a trabajar para elaborar tanto el contrato conductual como otra serie de técnicas de motivación para hacer más efectivo este contrato.

– Imaginando una familia tipo Familia de 4 miembros; progenitores (María y Juan) de edad adulta de entre 45-55 años y dos hijos (Lisa y Pedro) adolescentes de 15 y 20 años.

Primer paso: (Nos servirá para tomar conciencia del problema) Hacer partícipes a todos los miembros de la familia de la situación. Que todos entiendan y sean conscientes de que existen conflictos y que todos ellos tengan la determinación y el deseo de solucionarlos. Esta es una condición sine qua non para comenzar nuestro contrato conductual familiar. La negociación, que se realizará más tarde, deberá realizarse en un momento propicio. Nunca cuando ya estamos crispados o enfadados. Hemos de buscar un momento de calma.

NO SE LO PIERDA:  Esto podría salvar la vida a tu bebé cuando se atraganta.

Segundo paso: (Cohesión de grupo – tomamos conciencia de que somos una familia) –Cómo me veo y cómo veo a los demás– Ejercicio de introspección. Una vez asumida la existencia del problema y aceptado el deseo de solucionarlo haremos un ejercicio de introspección. Muchas veces ocurre que no somos conscientes del valor de nuestra familia y de nosotros mismos. Tendemos a centrarnos en aspectos negativos y olvidamos o pasamos por alto los positivos. Con este ejercicio aprenderemos a ver no sólo lo malo o lo que nos molesta de los demás sino que nos enfocaremos también en lo bueno de nosotros mismos y del resto de la familia.

Para ello podemos usar la siguiente plantilla que consiste en elaborar una lista de:

  • 3 cosas que nos gustan de nosotros
  • 3 cosas que nos disgustan de nosotros
  • 3 cosas que nos gustas de cada uno de los restantes miembros de la familia
  • 3 cosas nos disgustan de cada uno de los restantes miembros de la familia

Se pondrá una fecha de entrega de entre 2 o 3 días en los que haremos este ejercicio de introspección. No debemos dilatar en el tiempo los procesos. Ya que hemos decidido solucionar los problemas, cuanto antes lo hagamos mejor. Si espaciamos demasiado en el tiempo los procesos, corremos el riesgo de perder la motivación.

Ejemplo.- Lista de María:

Lo que me gusta de mi:

  • Soy una persona generosa. Siempre dispuesta a ayudar a los que lo necesitan
  • Mis amigos y amigas me valoran y por eso creo que soy una persona importante para ellos
  • Soy muy buena cocinera y mi familia lo valora y disfruta de ello

Lo que no me gusta de mi

  • A veces no escucho y me cierro en mis ideas sin escuchar a los demás
  • Soy demasiado maniática con la limpieza de casa
  • No pienso las cosas antes de decirlas. A veces digo cosas de las que luego me arrepiento

Lo que me gusta de Juan:

  • Es un excelente bricolador. Lo hace todo en casa.
  • Es una persona muy activa. Siempre tiene ganas de hacer cosas
  • Me ha apoyado siempre en los momentos difíciles de mi vida

Lo que no me gusta de Juan:

  • A veces es un poco machista y no tiene en cuenta mi opinión
  • A veces no me ayuda en cosas que son importantes para mi
  • Siento que a veces no valora mis pensamientos o no valora mi trabajo para la familia

Lo que me gusta de Lisa:

  • Es muy alegre y tierna cuando no está enfadada
  • A veces me ayuda mucho en casa
  • Tiene mucha confianza conmigo y me cuenta todas sus cosas y problemas

Lo que no me gusta de Lisa:

  • No me hace caso cuando le mando algo
  • Me habla mal en muchas ocasiones
  • No me gusta que esté tanto tiempo con el móvil. Debería en lugar de ello, trabajar más en sus estudios

Lo que me gusta de Pedro:

  • Es un hijo modélico, buen estudiante y trabajador
  • Es muy cariñoso cuando no está enfadado
  • Es un chico muy activo, con muchas aficiones y amigos

Lo que no me gusta de Pedro:

  • En muchas ocasiones, tiene una actitud dictatorial conmigo, dando por hecho que él siempre tiene razón
  • Me habla mal muchas veces
  • No colabora en casa o lo hace muy de cuando en cuando

 

MATIZANDO LA LISTA: ¡MUY IMPORTANTE!

Una vez tengamos este primer esbozo de lista de lo ‘que me gusta y lo que no’ hemos de matizar un poco más algunos conceptos atendiendo a:

Tienen que ser:

  • Concretos
  • Cuantificables
  • Observables por todos

Por ejemplo, no basta con decir que Juan es machista; Hay que especificar que cuando Juan hace o dice tal o cual cosa, se está comportando de manera machista.

¿Te lo vas a perder?
¡MIRA QUE OFERTAS!

 

NO SE LO PIERDA:  TDAH - Síndrome de Déficit de Atención con Hiperactividad en niños.

Descargar plantilla contrato conductual

 

cómo mejorar la calidad de vida familiar

 

Tercer paso: (Negociación) Primera mesa redonda. Buscaremos el momento propicio para realizar la entrega del ejercicio anterior. Comenzaremos leyendo uno a uno sin interrupción ni apelaciones nuestra lista. Tras ello y una vez expuesto lo que nos gusta y nos disgusta de nosotros mismos y de cada uno de los miembros de la familia comenzaremos la negociación con las siguientes normas:

  • Se hablará en un tono afable, sin gritos ni malas palabras intentando hacer un esfuerzo en la autocrítica
  • Se respetará el turno de palabra aunque siempre se podrán hacer añadiduras o matices
  • En común, se redactará una lista de cosas que nos gustan y nos disgustan

Ejemplo.- Después de la mesa redonda se ha llegado a la conclusión de que:

  • No volveremos a hablar mal o de malos modos a ningún miembro de la familia (siempre hay situaciones y momentos en que no podemos evitarlo pero esto no debe ser la regla sino la excepción)
  • Dedicaremos cada semana un tiempo para la convivencia. Ir a comer o cenar, hacer una excursión,….
  • Las tareas domésticas son cosa de todos y todos tiene que colaborar
  • Cuando existan opiniones contrapuestas sobre algún tema se intentará dialogar relajadamente exponiendo cada uno su punto de vista y respetando la opinión de los demás

Es importante llegar a un buen número de acuerdos pero tampoco consiste en extender esta lista en exceso. Entre 5 y 10 puntos (mínimo-máximo) sería lo recomendable.

 

Cuarto paso: (Realización y firma del contrato) La estipulación y redacción por escrito de reforzadores y castigadores y las normas básicas familiares, es decir, de las conductas concretas a realizar y de las consecuencias tanto positivas como negativas. Si el paso tres se ha extendido demasiado y estamos casados mentalmente podemos posponer este cuarto paso al día siguiente como máximo. Si estamos en condiciones de continuar, comenzaremos la parte más importante de todo este proceso que no es otra que establecer la lista de consecuencias positivas y negativas para; por un lado desincentivar conductas negativas y por otro incentivar las positivas.

 

Ejemplo.- Normas básicas familiares:

  • Cada individuo está obligado a mantener su habitación limpia y ordenada. Barriendo todos los días y fregando el suelo los Martes y los Viernes.
  • Cada individuo está obligado a recoger su ropa sucia y limpia. Ordenar los armarios y escritorios.
  • Cada individuo pondrá y recogerá la mesa por turnos.
  • Una vez por semana se hará una limpieza de zonas comunes en la que todos colaborarán.
  • Cada individuo está obligado a aportar media día el fin de semana para compartir en familia. Ayudar a alguna tarea a algún miembro, ir a comer fuera, una ruta de senderismo,…
  • No se volverá a hablar de malos modos o alzando la voz.
  • Se escucharán las opiniones y pensamientos de los demás respetándose siempre aunque no estemos de acuerdo.

Este es un ejemplo de unas normas básicas familiares consensuadas.

 

Ejemplo.- Consecuencias positivas y negativas:

Se realizarán cinco huchas; Una para cada miembro de la familia más otra familiar y se usarán del siguiente modo:

  • Cada vez que un miembro de la familia hable mal a otro introducirá una cantidad de dinero razonable y estipulada en la hucha de otro.
  • Cuando no se realice algunas de las tareas en el hogar, de higiene o/y mantenimiento del mismo se introducirá una cantidad de dinero razonable y estipulada en la hucha familiar.

La idea es dejar perfectamente claro:

  • Las consecuencias de realizar unas determinadas conductas
  • Las consecuencias de NO realizar unas determinadas conductas

Cada cierto tiempo, que también debe estar estipulado, se hará la recaudación de las huchas. El dinero recaudado será de libre disposición aunque siempre se recomienda que no se gaste en artículos materiales sino más bien en culturales o de ocio. El dinero familiar se gastará en actividades de ocio en familia (ir al cine, comida, cena, espectáculo,…).

 

IMPORTANTE: Reglas Básicas que hemos de tener en cuenta a la hora de realizar un contrato

Hay una serie de Reglas Básicas que hemos de tener en cuenta a la hora de realizar un contrato:

NO SE LO PIERDA:  Manolo Chinato; Arte, Poesía y Rock

El contrato ha de ser:

  • Justo. Todas las partes negociarán el contrato hasta que lo encuentren justo en todos sus elementos
  • Honesto. Los firmantes deben ser honrados y tener la intención de cumplirlo
  • Claro y específico. Conductas comprensibles, observables y verificables para los que lo firman
  • Positivo. Centrándose en las conductas a realizar, hay que centrarse en que es lo que se quiere que se haga; no en lo que se quiere que “No se Haga”. Los distintos compromisos deben redactarse en forma positiva (alcanzar recompensa) y no para evitar castigos.
  • Firmado por todos y por un tiempo determinado

Con el tiempo y la persistencia, las conductas a eliminar se irán difuminando mientras que las conductas positivas se irán reforzando hasta llegar un momento en que ya nada de esto será necesario pues cada miembro habrá interiorizado lo que debe o no debe hacer habiéndose creado hábitos positivos y eliminado hábitos perniciosos para la convivencia.

Les invitamos a seguir estos sencillos pasos e informarte desde más fuentes especializadas para complementar y mejorar este ejemplo de contrato conductual.

Además existen otras técnicas válidas tanto para niños, adolescentes y adultos para fomentar conductos positivas y eliminar otras negativas como por ejemplo, la economía de fichas sobre la que ya hablamos en otro articulo.

 

Sobre este artículo

Este artículo NO pretende ser una guía clínica completa sino sólo un pequeño y resumido ejemplo de lo que consiste un contrato conductual. Se ha utilizado un lenguaje coloquial de fácil entendimiento y se han resumido o/y simplificado algunos conceptos y actuaciones.

Para concluir, sólo nos queda hacer una pequeña reflexión y esta no es otra que asumir que los conflictos existen en todas las familias en mayor o en menor medida y de mayor o menor gravedad. No desespere pero actúe. Todo tiene solución. Existen profesionales dedicados a resolver este tipo de problemas y ayudarle a mejorar la convivencia y el día a día.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con el consejo y la experiencia de Jorge Silvestre Martín Guzmayo, psicólogo clínico y especialista en tratamientos contra la amaxofobia.

 

Situaciones especiales; COVID-19

Existe un hecho irrefutable; a más tiempo juntos en un espacio limitado, más probabilidades de conflictos.

El confinamiento provocado por la pandemia del COVID-19 y también aplicable a otras situaciones en las que una familia se ve obligada convivir en un espacio limitado, es sin duda una situación especial y el caldo de cultivo ideal para la aparición de conflictos. Hemos de ver estas situaciones como algo especial y puntual y actuar en consecuencia.

Algunos consejos para evitar o minimizar conflictos familiares en el estado de confinamiento podrían ser:

  • Ejercicio EXTRA de tolerancia y paciencia.- Esta es una situación concreta y puntual a la que no estamos acostumbrados por lo que debemos ser más permisivos y tolerantes.
  • Ser más flexibles para con uno mismo y con los demás.– Estar encerrado puede hacer que nos sintamos más agobiados, irascibles, ansiosos,… Esto es normal. En estas situaciones hemos de ser menos estrictos y más permisivos con las actitudes de los demás y con las nuestras.
  • Centrarse en lo positivo.– Seguramente hemos anhelado en muchas ocasiones tener más tiempo para estar con nuestra pareja o/y hijos. Centrémonos en lo que podemos hacer en familia y no en el aspecto limitante del confinamiento. Aprovechemos este tiempo para disfrutar de ellos y realizar tareas en conjunto (juegos de mesa, manualidades, debates sobre algún tema,…)
  • Encontremos nuestro espacio.- También es importante aprovechar parte de este tiempo para dedicarlo a nosotros mismos. Realizar alguna tarea que nos apetezca (leer un libro, ver una serie de TV, escribir, tocar un instrumento, realizar algún curso,…) y que en una situación ‘normal’ no hubiéramos dispuesto de tiempo

 

No olvidéis valorar este artículo pulsando sobre las estrellitas de abajo.

 

Quizás también le interese el artículo: El bolígrafo verde ¿Qué es?

Date un pequeño respiro
¡Los vídeos más vistos de este 2020!


ROSALÍA, J Balvin - Con Altura (Official Video) ft. El Guincho

Videos mas vistos del 2020



MetaDatos del artículo:

Autor:

Java, Php, Javascript and HTML Developer

Título del Artículo: Conflictos familiares. Cómo solucionarlos

Última modificación: 19 de abril de 2020