Nicolás II, último zar  de Rusia.

En el año 1868 nació en San Petersburgo el que sería el último zar de la dinastía Romanov, Nicolás II. En el año 1894 tomó posesión del trono ruso tras el mandato de su progenitor, Alejando III de Rusia, hasta el día del ejecutamiento del monarca en el año 1818 en Yekaterimburgo.

Nicolás II
Nicolás II

Nicolás II siguió con el gobierno autocrático heredado de su padre, y una manera distante a la hora de tomar decisiones políticas, este distanciamiento de la realidad social fue la dinámica en todo su gobierno. Nicolás II cedió la toma de decisiones en favor de las opiniones de la princesa Alejandra Fiodorovna y de su consejero Rasputín.

Nicolás II y Alejandra Fiodorovna
Nicolás II y Alejandra Fiodorovna

Los grandes cambios que acaecerían en toda Europa por la Revolución Industrial a finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX también se darían en Rusia bajo el mandato real del Zar, pero no impulsados por él sino como una extensión de lo sucedido en Europa.

Rusia intervendría en diferentes conflictos, como la lucha que mantuvo por la toma de influencia en los Balcanes y Europa Oriental, que le reportó múltiples conflictos internacionales, ya que se produjo un alineamiento entre Rusia-Serbia frente a Austria-Hungría, que terminó en un primer momento con la derrota diplomática de Rusia, y en un segundo acto durante las Guerras Balcánicas entre 1912 y 1913, que acabaron con el control sobre la Península Balcánica por parte de Rusia.

En 1914 Rusia volvió a entrar en conflicto por la Primera Guerra Mundial, viéndose su falta de nivel en cuanto a lo militar, lo político y lo económico. Cabe decir que Nicolás II no fue el responsable en la toma de decisiones tan importantes ya que todo estaba sujeto a los poderes de la Corte.

Las derrotas frente al moderno ejército alemán dinamitaron la moral del país y desarticulo las estructuras del Estado, facilitando la Revolución de Febrero de 1917, que derrocó al zar e instauro la Republica. Bajo el gobierno provisional de la Revolución Nicolás II abdicó del poder y se dejó detener sin oponer resistencia. Fue enviado a Yekaterinburgo(en los Urales) junto a toda la familia real. Tras el triunfo de la Republica de Octubre que puso en el gobierno a los bolcheviques de Lenin, el Soviet de los Urales dio la orden para que  toda la familia real fuese ejecutada.

 

EL TRÁGICO FINAL DE LA FAMILIA ROMANOV.

En un clima de deterioro de la imagen del zar se fraguo el triste final de la familia Romanov junto con la monarquía que contaban con todo en contra debido a los diferentes frentes que había abierto, contando entre ellos las diferentes guerras a las que los zares llevaron a Rusia. Y es preciso remarcar los penosos estados del ejercito ya que no contaba con el armamento necesario ni la infraestructura para recibir los víveres que le eran necesarios para sobrevivir, y con todo estoy había que sumarle las huelgas de los trabajadores de las fábricas de Petrogrado, que extendía el malestar general fuera de la propia guerra en sí, que produjo los diferentes enfrentamientos entre los manifestantes y la policía que causó varios heridos y muertos.

El 2 de marzo de 1917 al no poder detener al pueblo y verse incapaz de cambiar la situación abdico de sus poderes, firmando el final de los Romanov. Unos días después la familia fue confinada en el Palacio de Tsarskoye Seló mientras una comisión de Gobierno temporal se planteaba un juicio contra el monarca y su esposa.

Debido a las ideas antimonárquicas que se iban apoderando de las calles y en previsión de un posible asesinato de la familia real, se produjo el traslado a Tobolsk en Siberia. Posteriormente se volvió a hacer otro traslado, el 30 de Abril de 1918 fueron trasladados a Ekeratimburgo donde se reunieron con sus hijos, Olga, Tatiana, María, Anastasia y Aleksey.

Familia Romanov
Familia Romanov

Fueron momentos de gran tensión ya que la Revolución había triunfado y tras tiempo de lucha se encontraba como último escollo la familia real. Lenin y sus allegados, junto con el Soviet de los Urales tuvieron que tomar la decisión de qué hacer con los Romanov.

Posteriormente en el seno de los bolcheviques entro el temor ante el acercamiento de la legión checoslovaca y la posible intención de esta de liberar a la familia real. Se produjeron momentos de gran tensión y la solución de ejecutarlos. Los Romanov estaban custodiados por Yákov Yurovski desde que recibió el encargo del Soviet Filipp Goloshchokin  y Lenin. Tras la decisión de ejecutarlos Yurovski pidió expresamente quitarle la vida a Nicolás II mientras que la familia caería bajo los disparos de 12 hombres.

El 17 de julio de 1918 la familia real fue trasladada al sótano con el pretexto de hacerles una foto. Esto en un principio le resultó extraño a la familia pero accedieron a ello, no cabía sospecha sobre la verdadera intención de sus ejecutadores. La zarina se quejó en un principio de lo poco acomodada que estaba la habitación para las fotos ya que no había nada. Por ello les trajeron dos sillas donde el zar sentó a su hija Alejandra y a su hijo.

En la triste oscuridad de un sótano hallaron los Romanov su final, ya que una vez que estaba dispuesta la familia rápidamente entraron en el sótano los encargados de ejecutar la pena con la que habían sido sentenciados. La matanza apenas duró unos minutos, se cuenta que las zarinas llevaban doble corsé, para esconder las joyas de la familia y que por ello las balas no las mataron, fueron ajusticiadas con las bayonetas.

Sus cadáveres fueron arrojados a una fosa, junto con el cadáver de algunos de sus sirvientes más fieles. La fosa común fue un misterio donde la hicieron. Escondieron los cadáveres para tratar de no dejar rastro en el recuerdo que Rusia había sido un reino gobernado por una familia real.

Unos 60 años después de la muerte de la familia real en 1979 fueron dos historiadores Aleksandr Avdonin y Geli Riabov los que hallaron la tumba de los zares en el bosque de Koptiaki. Pero mantuvieron el descubrimiento en secreto por miedo a algún tipo de represalias hacia ellos. Por ello aún pasaron diez años más hasta que se produjo la noticia del descubrimiento de los cuerpos de los zares, fue en 1989 cuando los periódicos se hicieron eco del descubrimiento de los cuerpos que estaba compuesto por nueve cadáveres, entre los que se encontraban los zares, sus hijos, salvo su hija Anastasia y su hijo Aléksei y los cuerpos de los sirvientes.

Los zares se encuentran en la actualidad enterrados en la Iglesia de San Petersburgo donde fueron canonizados por la Iglesia ortodoxa en el año 2000.

 

Tumba de los zares
Tumba de los zares.

 

QUIZÁS TAMBIÉN lE INTERESE el artículo:

Deje su comentario.

Nicolás II. Vida y muerte del último zar.
4.8 (96.25%) 16 votes



Loading...


MetaDatos del artículo:

Título del Artículo: Nicolás II. Vida y muerte del último zar.

Última modificación: 10 de mayo de 2018