PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD

Preservación de la fertilidad. Aun apuesta de futuro; FIV o Fecundación In Vitro.

La mayoría de las mujeres entre los 10-55 años de edad menstrúan. La menstruación indica que el recubrimiento del útero ha perdido sus propiedades para ser el sustento de un posible embrión al no haber sido fecundado el óvulo. Todo ello (óvulo y revestimiento) salen por la vagina en forma de sangre. Este mismo proceso ocurre periódicamente cada cuatro o cinco semanas si no se produce el embarazo.

Cada vez más las mujeres posponen la edad para tener un hijo por múltiples razones, entre ellas: mejorar su formación académica y profesional, disfrutar del sexo sin la responsabilidad de un embarazo no deseado, consolidar relación de pareja, encontrar la estabilidad laboral y económica, dificultad para producirse la fecundación (tanto por causas propias de la mujer como de su pareja), o aparición de enfermedades como cáncer o diabetes entre otros motivos, que dificultan u obligan a postergar el intento de quedar embarazada.

La edad influye en la fertilidad: cuanto mayor es la mujer, más difícil es concebir un hijo. Las posibilidades de embarazo se reducen progresivamente conforme se cumplen años, especialmente a partir de los 37 años y de forma vertiginosa desde los 40. Además, el hecho de cumplir años aumenta considerablemente el riesgo de aborto espontáneo y la aparición de riesgo de anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down.

 

fecundacion in vitro 2

 

Tampoco hay que olvidar las parejas del mismo sexo que desean tener un hijo. La fecundación in vitro o FIV es un proceso que puede ayudar en la consecución de concebir un niño. Conlleva tiempo y dinero, y por ello es esencial contar con óvulos de calidad, ya sea para parejas heterosexuales, como aquellas en la que los dos progenitores son del mismo sexo: dos mujeres, donde las dos son potenciales donantes del óvulo, o de una donante externa si los progenitores son dos hombres. Sin olvidar aquellas mujeres sin pareja, que ven pasar los años y deciden aventurarse en la maternidad en solitario.

Hacen falta óvulos sanos y de calidad para que mediante fecundación in vitro consigan concebir un hijo y conseguir esta preservación de la fertilidad.

Para contar con óvulos en condiciones óptimas y aumentar probabilidades de embarazo al realizar la fecundación in vitro en el momento que se planifique la maternidad con las mayores garantías, es necesario concienciar a las mujeres que quieren ser madres que congelar sus óvulos antes de los 38 años es una técnica que les permitirá desarrollar su vida en todos sus aspectos, preservando su fertilidad y sin tener que preocuparse por el ritmo del inexorable reloj biológico.

También hay que concienciar a las mujeres que cumpliendo requisitos para ser potenciales donantes de óvulos, tanto para cuando ellas deseen quedar embarazadas en edades avanzadas con uno de sus propios óvulos criogenizados y en óptimas condiciones al ser obtenido en su juventud, como haciendo especial atención a la gran labor que implica la donación a otras mujeres, al dar la posibilidad de que muchas parejas puedan acariciar el sueño tan largo y deseado de concebir un bebé mediante fecundación in vitro.

Es un artículo de M.M.Belmonte.

 

Quizás también le interese el artículo:

En qué se fijan los hombre de una mujer. Mujeres y Hombres.

PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD
4.9 (97.14%) 7 votes



MetaDatos del artículo:

Autor:

"Decidido a crear un website útil."

Título del Artículo: PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD

Última modificación: 6 de febrero de 2019