Pisos laminados, Pisos vinílicos,… Hazlo tú mismo

Cada vez son más los productos indicados para los amantes del bricolaje en el hogar; Económicos y fáciles de instalar.

Quizás sean los pisos o suelos de nuestras casas los que mas quebraderos de cabeza nos proporcionan pues son unos elementos que sueles desfasarse (quedar fuera de la moda o del tipo de decoración que hemos decidido para renovar nuestro hogar).

En contra de las creencias, renovar el piso de nuestras casas ya es muy fácil y además, económico y apto para cualquier bricolador o bricoladora.

Si deseamos cambiar el suelo de nuestra casa por nosotros mismos, sin gastar demasiado y sin necesitar herramientas especiales, podemos optar por dos opciones principalmente; el piso vinílico y piso laminado. Si somos más exigentes también podemos tener en mente el piso de madera.

NO SE LO PIERDA:  El día que te merezca. El emotivo cortometraje de Risto Mejide.

 

Cómo renovar el piso de su hogar usted mismo sin conocimientos de obra

Si estamos hartos de ver siempre el mismo suelo de nuestra casa o bien se ha deteriorado dando una mala impresión tanto a propios como a extraños.

También puede suceder que deseemos cambiar la decoración y ese viejo piso no hay manera de encajarlo en ella.

Existen principalmente dos opciones para poner por uno mismo es piso de nuestra casa:

  • Pisos vinílicos
  • Pisos laminados

Tanto unos como otros son de muy fácil instalación, por lo que podremos hacer la reforma nosotros mismos sin necesidad de comprar costosas herramientas.

 

Imagen en la que se aprecian diferentes acabados de pisos vinílicos; uno totalmente gris y es resto de aspecto de diferentes tipos de madera

 

Las reformas con este tipo de suelos, además, suelen ser casi inapreciables en cuanto a ruidos por lo que nuestros vecinos ni se van a enterar de que, estamos renovando nuestro piso.

Son aptos para cualquier estancia; eso sí, hemos de saber que dependiendo del uso (tránsito o tipo de estancia) deberemos de elegir uno u otro.

NO SE LO PIERDA:  5 razones por las que contratar servicios profesionales técnicos en las obras de tu casa

Si deseamos colocar un piso vinílico o un piso laminado, deberemos conocer si la estancia será de mucho uso (salón, pasillo,…) o de poco (dormitorios, desván,…) para de este modo elegir la dureza del mismo.

De igual modo, no importa si la estancia será de las denominadas ‘húmedas’ como la cocina o el baño, pues existes opciones recomendadas para ellas.

 

Una opción bastante ecológica

Si hemos decidido colocar nuestro suelo vinílico o suelo laminado sobre nuestro viejo piso, ahorraremos muchos desechos difíciles de eliminar.

Por otra parte, si por algún motivo, con los años decidimos de nuevo cambiar el aspecto de nuestro hogar, estos materiales dejan pocos o nulos residuos pues son en casi su totalidad reciclables además, en el caso de los suelos laminados, podremos desmontarlos y volver a móntalos en otra estancia o vivienda.

 

La calidez del vinilo y la madera

Dejando a un lado todo lo anteriormente expuesto; ¿alguna vez ha caminado descalzo o descalza sobre un suelo convencional de cerámica? Pues en ese caso habrá apreciado el tacto tan artificial y frio el mismo.

NO SE LO PIERDA:  Piratas del Caribe 5: La venganza de Salazar. Estrenos de cine.

Pasear descalzo y mas si es un bebé, es algo muy muy placentero si tu piso es de vinilo o laminado. El confort de transitar sobre ellos no tiene comparación frente a pisos cerámicos. Tanto la sensación térmica como esa pequeña amortiguación en cada paso que damos, nos proporcionará una grata sensación.

Esperamos este artículo les haya sido interesante. Si lo desean, pueden valorarlo pulsando sobre las estrellitas de abajo.

Deseamos verlos de nuevo por Elocuencia.org muy pronto.

5/5 - (2 votos)