Qué es el Reiki. Para qué sirve el Reiki.

El Reiki está reconocido como Terapia Holística Bioenergética por la OMS (Organización Mundial de la Salud) desde el año 2000 y lo presenta como “una de las prácticas de salud multidisciplinaria válida para la atención a Nivel Comunitario dentro de los Niveles del Sistema de Salud”.  Es una técnica habitual en más de 1.000 hospitales de EEUU y Reino Unido. También se aplica en otros muchos hospitales de todo el mundo.

Reiki es una palabra japonesa que significa Energía Universal y por ende del propio Universo. La palabra Reiki está compuesta de dos partes: Rei (universal) y Ki (la energía). La energía o Ki también tiene otras denominaciones como Chi para los chinos o Prana para los Hindúes.

 

El Reiki no está adscrito a ninguna religión ni creencia, es una herramienta acorde con todo el mundo y con todas las ideologías.

 

Con el Reiki, no sólo se pueden tratar a otras personas para ayudarlas en su camino de equilibrio interior, sino que también podemos y debemos usar el Reiki para nuestro autotratamiento y conseguir ese equilibrio y paz interior que tanto necesitamos.

Todos podemos usar el Reiki, pues no hay limite de edad, ni distinción entre sexo, creencias o preparación académica.

Otra ventaja, es la continuidad. Una vez iniciado en Reiki, es para toda la vida, incluso si dejamos de practicar durante un tiempo. Cuando queramos, podemos retomarlo.

 

reiki japones

 

 

Para qué sirve el Reiki.

El Reiki trabaja en todos nuestros niveles (físico, mental, emocional y espiritual) por eso, los usos pueden ser muchos, aunque podemos destacar:

  • Tratamientos para la ansiedad, estrés y depresión.
  • Dolores crónicos.
  • Insomnio.
  • Problemas de autoestima.
  • Fatiga mental y física.
  • Control de hábitos no deseados.
  • Complemento a la medicina tradicional en cualquier enfermedad.

Con el Reiki ayudamos a nuestro cuerpo en su habilidad natural de curarse. Le da vitalidad y restablece un equilibrio espiritual y energético a todos los niveles.

Reiki es compatible y complementario con cualquier otro tratamiento. Como complemento a la medicina tradicional puede disminuir los efectos secundarios negativos, ayudar en la reducción del dolor y, en general, apoyar el tratamiento médico.

La física nos dice que toda materia es energía en diferentes niveles de vibración y que la desarmonía de estas vibraciones causan un estado de desequilibrio que, en un cuerpo humano, genera enfermedades. El tratamiento básico de Reiki cubre todo el sistema energético de nuestro cuerpo, ofreciendo un equilibrio a todos los niveles que nos proporcionan paz, estabilidad emocional y mental. A nivel físico puede servir para quitar dolores y en niveles emocionales, para ayudar a la liberación de bloqueos energéticos.

Reiki es un camino, sobre todo, de autoconocimiento y crecimiento personal. Todos podemos ser practicantes de Reiki, no requiere de ninguna condición física, mental, religiosa o espiritual. La Energía Universal, el Amor universal está disponible para todo aquél que desee emprender el camino del crecimiento personal y de ayuda a otros.

“No hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas”, dice una enseñanza del Reiki.

 

REIKI QUE ES

 

En qué consiste la terapia Reiki.

El Reikis una técnica de crecimiento interior increíble, que nos ayuda a despertar nuestro Ser Interior, nuestra verdadera Esencia, y, lo mejor de todo, de una forma sencilla y eficaz. Es una terapia de armonización natural a través de la Energía Vital Universal de la que todos formamos parte por el simple hecho de existir.

Es una terapia holística, ya que armoniza todos los planos del Ser Humano: el físico, emocional-mental y el espiritual, tomando al Ser como un Todo, un conjunto.

No agrede el cuerpo de ninguna forma, ni crea adicciones, ni tiene efectos secundarios o colaterales, ya que no se utiliza ninguna sustancia química, ni elementos extraños al cuerpo, sino solo la Energía de la Vida.

No es una religión, ni una secta. Su redescubridor, el Maestro Mikao Usui dejó muy claro que NO pertenece a ningún país u organización en particular, sino que es un conocimiento que pertenece a toda la Humanidad y, por lo tanto, cualquier persona puede tomar este conocimiento y llegar a ser reikista.

El terapeuta no hace uso de su propia Energía corporal, sino que la obtiene de fuera, y no establece una comunicación bidireccional con el paciente, de manera que no se cansa haciéndolo, ni corre peligro de contraer la enfermedad del paciente.

El practicante o terapeuta actúa como un mero canal, enfocando esta Energía hacia la persona que la recibe.

No tienes que estar dotado de ninguna habilidad especial, no es un don para privilegiados, cualquiera puede hacerlo. Únicamente es necesario ser iniciado o sintonizado por un Maestro de Reiki, que abrirá tus canales energéticos para que seas capaz de canalizar Energía a otros, a través de tus manos, de una forma consciente y más potente.

Una vez que estás sintonizado en Reiki, adquieres la capacidad de canalizar energía cósmica, pero será necesario un compromiso por tu parte para mantener puro tu canal, mediante la práctica y el entrenamiento constante de sus técnicas, sino, la capacidad se puede perder con relativa facilidad. Un deportista, si no entrena, pierde fondo con rapidez.

El proceso de sintonización o reiju, es una de las características de Reiki, que lo diferencias de otros métodos. Si no hay una sintonización, una transmisión de la energía cósmica de Maestro a Discípulo, no se considera Reiki Ryoho.

La energía Reiki fluirá según su propia inteligencia, no puedes dirigirla ni manipularla, tan solo canalizarla a través tuyo para que fluya, beneficiándote al mismo tiempo. Tú solo eres un simple canal y tu trabajo consiste en dejar el ego a un lado para dejar que Reiki fluya.

No es necesario concentrarse necesariamente en algo, tan solo tener la intención de dejar fluir la energía cósmica.

  • Reiki es totalmente compatible con otras terapias y con cualquier otra actividad que realicemos.Reiki puede trabajar en todos los seres: humanos, animales y plantas.
  • Reiki fluye a todas horas, siempre que lo deseemos, esta a nuestra disposición sin límite, no solo durante las sesiones terapéuticas. Por eso podemos conectarnos permanentemente a Reiki.
  • Reiki puede sanar a pacientes que no están presentes físicamente.Reiki ayuda al terapeuta a desarrollar su crecimiento espiritual, ya que el método está lleno de prácticas de auto-crecimiento y de purificación.
  • No es necesario desnudar al paciente, ni tan siquiera tocarlo, basta mantener las manos a pocos centímetros de su cuerpo y la energía fluirá con fuerza.
  • No tiene contraindicaciones.
  • Es una técnica de las denominadas no agresivas porque durante una sesión el paciente no siente ningún dolor, ni se manipula su cuerpo.

Es muy buen complemento a cualquier terapia médica o psicológica, pero únicamente como eso, COMPLEMENTO, NUNCA COMO SUSTITUTIVO DEL TRATAMIENTO DE UN MÉDICO.

Vídeo – Así funciona el Reiki – Hospital de TErrassa (España).

 

Aun siendo un técnica muy extendida en todo el mundo, con muchos testimonios de mejora, al igual que otros tipos de medicinas denominadas alternativas o complementarias, el Reiki también es fruto de persecución por parte de algunos obtusos puristas e instituciones. Desde Elocuencia.org nos limitamos a informar sobre esta y otras técnicas de medicina complementaria para que cada cual pueda sacar sus propias conclusiones.

No podríamos cerrar este artículo sobre el Reiki sin recomendar, si es que queremos probar esta técnica, buscar imformación sobre los profesionales avalados y de autoridad. Suele haber, como en otras disciplinas, gran número de intrusos que devalúan con sus malas prácticas el nombre de esta terapia. Para más información, pueden acudir a:

 

 

Quizás también le interese el artículo:

Otras medicinas; Medicinas complementarias y alternativas.

otras medicinas. medicinas complementarias, medicinas alternativas

Deje su comentario.

Qué es el REIKI.
4.7 (93.04%) 23 votes


MetaDatos del artículo:

Autor:

“Decidido a crear un website útil.”

Título del Artículo: Qué es el REIKI.

Última modificación: 6 de enero de 2018